Stone

Stone

Al oficial de libertad condicional Jack Mabry le quedan solo unas pocas semanas antes de la jubilación y desea terminar los casos que le han asignado. Uno de esos casos es el de Gerald 'Stone' Creeson, un pirómano convicto que está en libertad condicional. Inicialmente, Jack es reacio a complacer a Stone en las bromas groseras que desea perseguir y siente poca simpatía por las súplicas del prisionero por una liberación anticipada. Al ver poca esperanza para convencer al propio Jack, Stone hace arreglos para que su esposa seduzca al oficial, pero los motivos e intenciones se desdibujan constantemente en medio de las pasiones y los secretos enterrados de los jugadores corruptos en este juego mortal de engaño.